alimentacion

Dieta mediterránea

La dieta mediterránea tiene un origen cultural y social ancestral, tomando como ejemplo los alimentos más producidos en los países que rodean el mar mediterráneo.

¿En qué consiste?

  • En alimentos mínimamente procesados.
  • Alto contenido en fibra: leguminosas, cereales enteros, vegetales.
  • Grasas insaturadas: pescado, aceite de olivo, semillas, almendras, nueces, cacahuates, aguacate.
  • Consumo escalonado de productos de origen animal: bastante pescado, moderados lácteos, pollo y huevo, baja ingesta de carnes rojas.
  • Una gran variedad de frutas y verduras.
  • Rica en antioxidantes: consumo ideal de alimentos ricos en vitamina C, ingesta esporádica de vino tinto.
  • Bajo consumo de sodio: en su lugar se utilizan una gran variedad de especias o hierbas de olor, de este modo se emplea poca sal en las preparaciones.

Esta dieta, además de los alimentos mencionados, es acompañada con un estilo de vida saludable, ejercicio, consumo regular de infusiones, preparaciones sencillas sin altos tiempo de cocción y utilización de hierbas aromáticas.

En conclusión, la mejor dieta es la personalizada, una adecuada para cada persona según sus requerimientos y objetivos, pero la dieta mediterránea es un ejemplo de alimentación saludable, equilibrada y además sostenible que ayuda a una vida óptima y evita padecimientos a futuro relacionados con la alimentación como colesterol elevado, triglicéridos altos, sobrepeso, obesidad, entre muchas otras directa o indirectamente relacionadas con la dieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No hay productos en el carrito.